martes, 12 de septiembre de 2017

Marta y Marte

La historia que da pie a esta lámina tuvo lugar ayer, primer día de clase, con una alumna tímida que miraba con luz en los ojos cuando me dijo que quería ser astronauta.

Se trata de una práctica habitual que intento repetir todos los inicios de curso con los chavales de Primero ESO. Entro, me presento, los asusto un poco haciéndome el serio... y cuando he logrado captar su atención les pregunto a bocajarro (con voz profunda y mirada circunspecta):

¿Qué quieres ser en la vida?

Policias, abogados, actores... alumnos que no lo tienen claro, alumnos que desean el mismo oficio que sus padres... Y la pobre Marta, que casi le dio miedo decirlo en público: Marta quiere ser astronauta. 

Y como profesor suyo, es mi deber aportar mi granito de arena para que lo consiga, para que con el paso de los años madure, se mantenga en sus trece o cambie de opinión, pero logre situarse en el lugar que una niña rebosante de sueños y posibilidades, con todo el infinito dentro del bolsillo, la muchacha tímida acompañada de adversidades familiares y algún que otro problema de adaptación social, con ganas de escribir en una libreta cuadriculada, allí donde esa muchacha de 11 años debería estar.

Ojalá a Marta le vaya bien en la vida, ojalá sepa aprovechar las oportunidades, reconocer sus errores y crecer como persona. 

Ojalá algún día nos salude desde la superficie del Planeta Rojo.

LÁMINA EN ALTA RESOLUCIÓN AQUÍ

3 comentarios:

  1. Felicidades Pedro!!!Te Felicito, un precioso blog y me han chiflado las ilustraciones, trasmites alegría, sensatez , creatividad, originalidad...menudo trabajo, desde luego lo he disfrutado, animo con ello.!!!

    ResponderEliminar
  2. Desde muy pequeños siempre soñamos con ser médico, maestro, bombero, o como bien se plantea en la historia, astronauta. Es curioso porque en un estudio realizado las niñas afirman que elegirían ser profesoras en su futuro laboral, mientras que los niños optaron por ser futbolista, si bien se cuelan profesiones ligadas a las nuevas tecnologías, como “youtuber” o “influencer”.

    En los tiempos que estamos y los cambios que se producen es probable que los niños que ahora dicen que quieren ser abogados, futbolistas, cantantes, médicos o como el caso de Marta, astronautas, en un futuro terminen escogiendo otra profesión diferente, puesto que creo que la vida da muchas vueltas y la forma de pensar cambia.

    Esto no significa que todos cambien su forma de pensar acerca de la profesión que quieren desempeñar en un futuro. Desde mi experiencia muchos de los niños que en su momento dijeron de mayor quiero ser médico, por ejemplo, lo han conseguido. Si en cada cosa que hacemos ponemos esmero y empeño lo conseguiremos, se suele decir que el que persigue algo al final si le interesa, lo consigue.

    Como bien podemos observar en la viñeta todo logro conlleva constancia, esfuerzo, ánimo y ayuda, lo cual depende también de los profesionales de la educación que rodee al niño, puesto que será la persona guía que les oriente y ayude a llegar a la meta final, aunque todo depende de lo que se plantee cada persona en cuanto a la formación que quiera recibir a lo largo de su vida tanto personal como profesional.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡¡Bravo!!!!
    La viñeta y la historia no me pueden parecer más perfectas, refleja la realidad más verdadera. Plasma los ingredientes y las armas necesarias para conseguir el éxito, para alcanzar el infinito, ese infinito que todos los niños deberían alcanzar algún día. Y estoy segura, que con unos profesionales de la educación entregados, trabajadores, entregados y otras muchas otras cualidades maravillosas, algún día lo lograrán. Así que ahora, ¡A trabajar para conseguirlo!

    ResponderEliminar