jueves, 28 de abril de 2016

Deformación profesional


En clase no se dibuja Vol 2 - Tira 17
Este es mi octavo curso como Profesor de Sociales y a lo largo de este tiempo he trabajado en seis centros educativos. Pues bien, en todos (en todos) me he encontrado con situaciones similares a esta.
¿Por qué será?

martes, 26 de abril de 2016

lunes, 25 de abril de 2016

Creando Redes: Día 03

Todo lo bueno se acaba, y así ha ocurrido con la VI edición de Creando Redes, el Encuentro Nacional de Docentes en Educación para el Desarrollo.

La jornada del domingo estuvo ocupada por una interesantísima mesa redonda con un objetivo común: conocer la verdadera realidad del continente africano más allá de la imagen estereotipada que transmiten los medios de comunicación.

Lola Huete, del diario El País (responsable de Planeta Futuro) fue la encargada de moderar las intervenciones de hasta siete ponentes, todos ellos comprometidos para Observar, Conocer y Educar sobre África. Un gran reto del que salió airosa, al igual que todos los presentes, cuando se abrió el turno abierto de palabras y empezaron a airearse verdades acerca del periodismo en España, la visión de África que ofrece (¿sabéis que se trata de un continente, no de un país?) y la necesidad de un cambio profundo en estos planteamientos, cambio donde los docentes tenemos mucho que decir, pues buena parte del mismo recae en nuestro trabajo dentro del aula.

Y poco más por añadir, tras una divertida actuación musical, mi compañero Juan Corchado y yo nos volvimos a meter 485 km. entre pecho y espalda con la firme intención de repetir la experiencia en la próxima edición... ¿Será porque nos ha gustado?

¡Pues claro!

sábado, 23 de abril de 2016

Creando Redes: Día 02

Imposible resumir de una sola pasada todas las vivencias del segundo día del VI Encuentro Nacional de Docentes en Educación para el Desarrollo. Imposible por intenso, cargado de contenidos y emocionante.
La sesión de la mañana ha comenzado con una mesa redonda titulada Las personas en el centro de la sociedad (sin dejar a nadie atrás), donde han intervenido diferentes ponentes muy bien moderados por Marta Pedrajas, especialista en políticas de desarrollo PNUD.
Marta Pedrajas ha sido una de las relatoras de la Agenda 2030, documento que viene a sustituir (y ampliar) los Objetivos del Milenio y Desarrollo por medio de otros 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, hacia los cuales han de converger los países firmantes del tratado en los próximos 15 años.

La sesión de la tarde estaba dedicada a talleres temáticos muy interesantes: Prevención de la Violencia de Género, Inteligencia emocional y Persensar, Integración de la Pizarra digital en la Educación para el Desarrollo... En fin. Yo tenía claro desde que llegó la invitación que iba a asistir al Taller de Visual Thinking impartido por Rocío Copete. Y he de decir que he acertado de pleno...
El Visual Thinking (Es decir, Pensamiento Visual, que en inglés queda más "fisno") consiste en una metodología pedagógica que viene a complementar, de forma muy directa, la apuesta personal que como bien sabéis, vengo realizando por los cómics en el aula.
De esta forma, las más de tres horas de sesión han supuesto un constante chorreo de ideas, conceptos, sugerencias, bombillitas y motivaciones que pienso emplear desde ya mismo en mi trabajo docente.

Y poca cosa más. Bueno, si: alternar con los compañeros, enriquecerse hablando con Juan Corchado, bromear acerca de los ausentes, intercambiar batallitas... En fin. Son ahora casi las dos de la mañana y me caigo de sueño, pero merece la pena. En unas hora empezaremos la tercera sesión, dedicada íntegramente a la idea de África.

Os iré informando.

viernes, 22 de abril de 2016

Creando Redes: Día 01

Pues ya estamos aquí, en la VI edición de Creando Redes, el Encuentro Nacional de docentes en Educación para el Desarrollo.
Podeis seguir las intervenciones de la mañana por streaming y yo voy a ir haciendo minicrónicas por twitter y las redes sociales durante los tres días.
Hoy hay mogollón de cosas programadas... ¡A aprender y a enseñarse tocan!

martes, 19 de abril de 2016

Amor adolescente

En clase no se dibuja Vol 2 - Tira 15
No quiero ponerme cursi y retrógrado, pero si desde bien pequeños enseñásemos algo tan hermoso a los alumnos como el respeto por uno mismo y el amor, lo estupendo que resulta estar enamorado, en lugar de la trivialización de conductas sexuales que impera su acceso a los medios, la cosificación que devoran en la telebasura y el relativismo del todo vale, nos iría mucho mejor.
Pocas cosas son tan bonitas como el amor adolescente. Y pocas cosas son tan horrorosas como escuchar a una cría de 13 años que su compañero de pupitre es un follamigos, se piense lo que se piense.

lunes, 18 de abril de 2016

Mi hijo no copia, ¿vale?

En clase no se dibuja Vol 2- Tira 14
De acuerdo, esta situación puede parecer un tanto exagerada, pero por desgracia no es así. Cada vez son los padres que acuden a quejarse porque, tras pillar a su hijo haciendo trampas de alguna manera, se creen totalmente sus excusas: Es que el profesor me tiene manía, es que sólo revisó mi trabajo y no el de los demás, es que no dijo que estaba prohibido copiarlo... En fin.

Reconocer los propios errores es, para un chaval de Educación Secundaria, una tarea titánica. Pero claro: dentro del aula estamos para enseñarles a admitir sus fallos, para que aprendan de ellos y salven las adversidades. Ojalá lo hicieran todo bien. No haría falta siquiera corregir nada.

De alguna manera perversa, me asusta imaginar a mis alumnos llamando a los refuerzos para que vayan a cantarle las cuarenta a sus profesores universitarios (Y me cuentan algunos colegas que comienza a suceder)

Entre el "quiero hablar con tus padres" y el "mis padres vendrán a hablar contigo" media un camino muy corto. Un camino complicado, aburrido, difícil, cuesta arriba y lleno de curvas. Algunos lo llaman formación, otros lo conocen con el nombre de aprendizaje. Por desgracia, muchos deciden echarle la culpa a otro antes de comenzar a recorrerlo.

jueves, 14 de abril de 2016

Los de la segunda edición


Corría el año 2010 cuando el proyecto educativo transversal que presentábamos los miembros del Departamento de Historia del IES Llombai fue galardonado con el II Premio Nacional Vicente Ferrer de Educación para el Desarrollo, organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Educación.

A resultas de esto, mi compañero Juan y yo tuvimos la oportunidad, junto representantes de otros catorce centros premiados, de asistir a un seminario sobre cooperación y educación que tuvo lugar en Cartagena de Indias, Colombia.  Y desde entonces, todos los profesores participantes formamos parte de una Red de Docentes implicados en este tipo de temáticas.

Nosotros somos los de la segunda edición. 

Del grupete que surgió en Colombia guardo muy buenos recuerdos. Gracias a las redes sociales todos seguimos en contacto. Y aunque la vida continúa (aunque la vida se nos lleva por delante) muchos hacemos lo imposible por acudir cada año durante un fin de semana a Creando Redes, el Encuentro Nacional de Docentes en Educación para el Desarrollo, que ahora organizan el CNIIE  y AECID, y que en esta ocasión se celebrará por segunda vez en Guadarrama.

He de reconocer que, dejando de lado lo acertado de las ponencias y talleres propuestos por la organización, lo que más me gusta de este cónclave (que se ha convertido en tradición) es comprobar que mis amigos siguen igual ilusionados con su forma de entender la educación. Uno no se siente tan solo cuando descubre que compañeros de toda España comparten problemáticas, experimentan metodologías y sufren los mismos trances que te afectan a ti dentro del aula. Pero dejando de lado esta necesidad terapéutica de volver a alternar con el grupo, imagino que lo verdaderamente motivador es comprobar que gente como Manolo y Alfredo, como Pepa, como Laura, como Guillermo y compañía realizan una labor esforzada en sus centros de trabajo.

Escuchar sus historias, compartir sus anécdotas, hace que el lunes, de vuelta a la trinchera, entre por ella pensando en nuevas ideas para complicar la vida de mis alumnos... Y enseñarles a ver el mundo de otra manera.

lunes, 11 de abril de 2016

Chicas, quereos un poco

Mi abuela Cándida era una mujer sabia.

Recuerdo que con diez o doce años, en uno de esos veranos que pasábamos con ella, le espetó a mi hermana Verónica algo que no llegué a comprender: "Estudia y trabaja para no tener que depender de ningún hombre". Estábamos con ella en la cocina. Andaba trasteando con sus cacerolas esmaltadas, preparando algo de sopa.

Me gustaría decir que la reflexión protagonizada por Andrea en esta historieta es tónica general en todos los IES de España, pero por desgracia dista mucho de ser así. De hecho, por eso la he dibujado.

Cada año, cada curso que pasa, me horroriza más el retroceso que, a pesar de las políticas y el trabajo de los agentes sociales, de la familia, de los profesores, está sufriendo la figura de la mujer en este país. Me horroriza y me duele, pues muchas de mis compañeras más veteranas han sido (y son) militantes en un empoderamiento que reggaeton y televisión mediante, empieza a brillar por su ausencia.

Observar a una profesora emancipada, hecha a si misma, llevarse las manos a la cabeza al descubrir que una miquinorria de tercero de ESO, brillante e inteligente, está dispuesta a repetir el curso porque su novio -que suele ser el más macarra del vecindario, por cierto- le ha convencido de que no es nada sin él, de que estudiar no merece la pena y de que es un poco tonta, te atraviesa el alma como mil puñaladas. Y no precisamente porque te dediques a la docencia y tengas una sensibilidad especial para estas cosas.

sábado, 9 de abril de 2016

Traducción para padres (01)

En clase no se dibuja Vol 2 - Tira 13
Como reza la primera viñeta, las conversaciones que aparecen en la tira son 100% reales, o mejor dicho: imagino que lo son a tenor de los padres que han acudido a hablar conmigo sobre el comportamiento de sus hijos a lo largo de estos años.
Queridos padres, ¿tan difícil es comprender que vuestro querido niñito ha hecho las cosas mal y que nosotros -sus profesores- no tenemos un odio atroz hacia su persona? No somos tan malvados como para "programar" exámenes sorpresa ni para... para... ¡Hay que ser zoquete para creerse la excusa de la tercera viñeta!

martes, 5 de abril de 2016

lunes, 4 de abril de 2016

Cuatro problemáticas de los cómics en el aula



Ilustración de Ryan Sook

Recupero este artículo, publicado hace ya tres años en la anterior encarnación de este blog. La temática y las propuestas que menciono siguen de constante actualidad para quien suscribe, si bien el segundo punto (esto es, el prejuicio con respecto al medio) ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Los amantes de los cómics y de las posibilidades educativas que ofrece el medio estamos de (relativa) enhorabuena.
Seguimos echando de menos mejorías en el resto de los apartados.

Dentro de las diferentes formas de aplicación que tiene el cómic en el aula, voy a referirme a su uso como “fuente de información” en la materia que imparto, es decir: Geografía e historia de ESO y Bachillerato.

Muchos somos los profesores que, tarde o temprano, optamos por recomendar algún tebeo a nuestros alumnos. Sea de forma curricular o extracurricular (esto es, como lectura obligatoria de la asignatura, como sugerencia para refuerzos y ampliaciones del temario y como recurso bibliográfico para preparar los exámenes, realizar algún trabajo o contestar algún tipo de ejercicio) 

La mayoría de los compañeros suelen incluir los cómics dentro de  listas con sugerencias para las vacaciones. Y lo hacen porque las viñetas presentan un abanico muy amplio, perfectamente compatible con la novela juvenil y de aprendizaje.
Sin embargo, a la hora de proponer la lectura de historietas he detectado, al menos, cuatro problemas que dificultan el camino al profesor trillado..A saber:

1. La deficiente apuesta de las editoriales educativas por el cómic.
Los libros y las lecturas obligatorias que los profesores proponemos a los chavales forman parte de un mercado separado de los cánones tradicionales del mundillo comiquero. Lejos de encontrar cómics de renombre entre las novedades de cualquiera de las editoriales especializadas, es habitual toparnos con trabajos realizados por ilustradores (muchos de ellos con cierto renombre) relacionados directamente con los tebeos. Suele tratarse de encargos alimenticios, donde el dibujante forma parte de un engranaje formado por pedagogos, expertos en educación y agentes del mundillo editorial. Huelga decir que se detecta en los catálogos cierta “apreciación estética” por el cómic, pero nunca una apuesta seria. Por poner un ejemplo: durante los primeros años de la invasión manga proliferaron los materiales ilustrados que, tratando de parecer “cool” y cercanos al público joven, adoptaban rasgos propios del mundillo nipón, pero más allá de todo esto, todavía andamos deseando una editorial seria, capaz de apostar por las viñetas como medio de comunicación en el aula.

2. Los prejuicios de las personas ajenas al mundillo (entre las que incluyo a la mayoría de los padres)
El tebeo forma parte de nuestras vidas. Empezamos a relacionarnos con él desde muy pequeños, y suele suceder por voluntad propia. Es un vehículo de evasión. Lo ha sido siempre. 
En este sentido, si bien la mayoría de los padres y compañeros evocan la lectura de historietas como algo placentero, algo agradable y positivo, subsiste en nuestra sociedad la idea de que estos adjetivos no pueden ser aplicados a un texto educativo. Los chavales han de pelearse con un libro, necesitan tragarse un buen mamotreto y, a ser posible, deben empezar por algún clásico árido y espeso. ¿Leer tebeos? ¡Si son divertidos! ¡Si estimulan la imaginación! Por increíble que parezca, todavía hay quien arquea las cejas cuando descubre a alguno de mis alumnos realizando un trabajo de ampliación con un tebeo de Astérix. Imagino que debería proponerles la lectura de la Iliada (a ser posible en verso helénico), pero... ¿hace falta enumerar aquí todo el aprendizaje que puede extraerse de los lápices de Uderzo y la genial pluma de Goscinni?

3. La dificultad de incorporar el tebeo al currículum de cada asignatura.
Este aspecto es bastante controvertido, lo reconozco. Entiendo que, como profesor de historia, puede resultar sencillo recomendar algún tebeo, pero no es así. Ni en broma. 
En ocasiones tengo verdaderas dificultades a la hora de encontrar algún cómic que se acople al currículum de mi asignatura, máxime cuando ésta abarca toda la Educación Secundaria Obligatoria y los dos cursos del Bachillerato. Pero merece la pena devanarse un poco los sesos, pues abundan las sorpresas. He visto profesores de economía que proponían “Obélix y compañía” a sus alumnos, compañeros de física y química que utilizaban los cómics de superhéroes como base para realizar divertidos experimentos con los chavales. Incluso encontré a un profesor de filosofía que llegó a centrar su explicación de las escuelas helénicas en las páginas de “Epicurus el Sabio”. Ninguno de los ellos era lector enfervorizado de tebeos. Se trataba de educadores que buscaban la mejor forma de sorprender a sus alumnos.

4. El elevado precio de los tebeos
Seamos sinceros: los cómics son caros. Si para un aficionado medio suponen un desembolso considerable cada mes, no quiero imaginar lo que debe pensar un chaval que recibe cinco euros de paga semanal y quiere introducirse en el mundillo.
Es cierto que obras como “Maus”, como “Watchmen”, como las primeras tiras de Snoopy, resultan una fuente de aprendizaje tan rica que jamás llega a colmarse, pero hoy por hoy nuestros alumnos solo pueden acceder a ella de dos formas: por medio de préstamos en las bibliotecas o confiando en la generosidad de algún familiar que los atesora en su estantería particular como oro en paño y salta de terror ante la sola idea de que su sobrino adolescente pueda interesarse por lo que hay en ella.

Como docente echo en falta una mayor apuesta por ediciones económicas para mis alumnos. Necesito ediciones de cómics que vengan complementadas con cuadernillos de actividades, con recursos didácticos. Queda mucho camino por recorrer, pero no cabe duda de que mientras tanto... seguiré leyendo tebeos.

domingo, 3 de abril de 2016

Educación sexual

En clase no se dibuja Vol 2 - Tira 11
Hablaremos bastante a menudo por aquí sobre la necesidad de una Educación Sexual en condiciones para los alumnos. Para muestra de algunas de las situaciones que pueden darse en clase (y que escandalizan pero son reales...) esta entrega de "En clase no se dibuja", basada en una situación vivida por un servidor hace dos años.

viernes, 1 de abril de 2016

Mis problemas con Bachillerato (02)

En clase no se dibuja Vol 2 - Tira 10
Basado en hechos reales.
Esta problemática afecta sobre todo a los profesores de asignaturas "procedimentales", es decir: las lenguas y las matemáticas.